Translate

10 jul. 2010

INGRITITUD PARA PRETENSIONES INCOHERENTES TRIBUNALES INTERNACIONALES DECADENTES



Las pretensiones de Ingrid Betancourt y de su familia no son solamente mezquinas y desleales para con el país que la trajo a la libertad. Sino que también estás pretensiones de lucro ilícito a costa del estado no tiene asidero jurídico ni forma de prosperar en el derecho contencioso colombiano ya que no existe falla del servicio, daño especial o riesgo excepcional; por lo tanto no existen causales de reparación directa. Lo que opera para el  caso concreto de Ingrid Betancourt es culpa exclusiva de la víctima ya que ella emprendió una actividad riesgosa haciéndose responsable a mutuo propio de las consecuencias. Lo que conlleva a exoneración de toda responsabilidad del estado colombiano. Sin embargo aunque la jurisprudencia colombiana de lo contencioso a sido reiterativa y ha mantenido esta línea, es de prever que no prosperando estas pretensiones en nuestro país la señora Ingrid Betancourt y la familia optaran por acudir ante la corte interamericana la cual reiteradamente y sistemáticamente ha actuado en contra del patrimonio estado colombiano y lo más probable es que lo siga haciendo. Condenando sin pruebas conducentes o pertinentes al estado colombiano a pagar aun más de lo que pretende la señora Ingrid, a asumir la responsabilidad del secuestro o en el peor de los casos a pedir perdón públicamente ante el congreso por los hechos sucedidos ejemplo caso Iván cepeda. La permeabilidad de las doctrinas de contemplación, apoyo y reivindicación a los criminales de las farc en los estamentos judiciales no solamente a invadido a nuestro país sino que también a corrompido a los jueces internacionales.